Integración de sistemas MES-MOM: Solución Clave en la transformación Digital

Jacobo Lloret Casal
Business Development Team
5 - octubre - 2021

Actualmente, para los fabricantes es esencial tomar decisiones rápidas y fundamentadas en entornos operativos muy cambiantes. El uso de una plataforma MOM permite esta toma de decisiones y garantiza que la calidad y la eficiencia estén integradas en el proceso de fabricación y que se ejecuten de manera proactiva y sistemática. Una solución integrada conecta varios departamentos y trabajadores en una sola instalación. En empresas con varias sedes, también conecta plantas, centros y la información de producción de proveedores. MOM puede integrarse rápidamente con equipos, controladores y aplicaciones. El resultado comporta la visibilidad, el control y la optimización integrales de los productos y procesos en toda la empresa.

Una solución MOM permite controlar los detalles de producto y pedido a nivel de planta, recopilar las transacciones para informar a los sistemas financieros y de planificación, y distribuir electrónicamente los pedidos y las instrucciones de fabricación al personal de la planta de producción. También ayuda a eliminar errores humanos en fabricación al ofrecer verificaciones de datos en tiempo real, controles de rendimiento, ejecuciones automáticas de especificaciones y normas empresariales, y trazabilidad de lotes, dispositivos o unidades. Todo ello resulta en una mejora de la calidad del producto y de la productividad. La fabricación sin papeles ayuda a reducir descartes y elimina errores de papeleo y controles redundantes.

Para organizaciones más grandes, se utiliza una solución MOM para controlar y sincronizar las actividades de producción en diversas plantas y asociarlas en tiempo real para alcanzar un óptimo rendimiento. También permite a los fabricantes añadir, analizar y transformar datos en información que puede transmitirse a los departamentos de desarrollo de productos y planificación de producción. Esto crea un entorno de bucle cerrado que tiene como objetivo una mejora continua. A medida que los fabricantes implementan una solución estandarizada MOM, les posibilita una disminución del coste total de propiedad a través de instalaciones deslocalizadas. Las funciones MOM pueden adoptarse en fases para que los sistemas más antiguos sean sustituidos sin interrupciones. La plataforma integral MOM también brinda una experiencia de usuario personalizada y permite a los fabricantes replantearse la ergonomía del centro de trabajo, el consumo de datos y otros factores que influyen en la eficiencia de la fabricación.

Para hacer progresar una funcionalidad MOM y obtener garantía de futuro de una inversión, cada sistema MOM debe ser:

Escalable – Capaz de añadir más capacidad, como más usuarios, instalaciones o transacciones.
Ampliable – Capaz de agregar más funcionalidades, como módulos asociados a la gestión de proveedores.
Listo para la integración – Capaz no solo de funcionar por sí solo y ofrecer múltiples funcionalidades, sino de interactuar con otros sistemas y comunicarse a través de una plataforma interoperable.

Una solución de gestión de operaciones de fabricación se centra en el pilar MES: la gestión de la ejecución de procesos de producción es el centro de MOM. No obstante, hablamos de una solución MOM porque dentro de ella el dominio MES está integrado con otros:

• Planificación y programación
• Calidad
• Inteligencia de fabricación

MES

MES proporciona un seguimiento y control automatizados de los registros de historiales de fabricación y garantiza una visibilidad completa en todas las operaciones de la planta de producción. Ofrece información a los fabricantes acerca de las materias primas, los equipos y el personal que produce cada lote, así como las características de procesos y productos para cada tirada de producción. Asimismo, brinda una integración vertical que elimina la brecha entre ERP y la automatización de la fabricación, así como el PLM. Permite la estandarización de los procesos de producción, garantizando que los flujos de trabajo se implementan de forma fácil y coherente. MES coordina en tiempo real los pedidos y tareas de fabricación, reuniendo fases y recursos separados en un único flujo de fabricación eficiente. Cumple, asimismo, con el refuerzo de todos los recursos de fabricación:

Material – Garantiza que el material adecuado esté disponible, según la última revisión de la lista de materiales (BOM).
Trabajadores – Garantiza que el personal trabaje con las instrucciones de trabajo electrónicas (EWI) y certifica que cada trabajador está formado de forma adecuada y capacitado para desarrollar tareas concretas.
Equipos – Garantiza que los equipos adecuados están disponibles, en buen estado y certificados para su uso.

Otros pilares MOM

La integración de la planificación y programación avanzadas (APS) permite una gestión eficiente de pedidos y secuencias con líneas de productos, fórmulas, recetas y activos de producción. Permite a los fabricantes planificar y programar los pedidos según distintos criterios de optimización, por ejemplo, minimizando la configuración de equipos o el tiempo de limpieza.
La gestión de calidad integrada mejora la visibilidad y coordinación de todas las operaciones de calidad, desde la formulación a la ejecución y supervisión de test de calidad, garantizando y demostrando el cumplimiento normativo.

La inteligencia de fabricación empresarial (EMI) proporciona visibilidad completa en el rendimiento de procesos y producción a través de los datos recopilados en el entorno de producción. Esa información después se transforma en indicadores clave de rendimiento (KPI), que se muestran en gráficos y paneles. Las funcionalidades de análisis de datos EMI, contextualización y visualización permiten a los fabricantes cerrar el bucle de fabricación en implementar mejoras continuas de productos y procesos para mantener la ventaja competitiva.

Una de las funciones del pilar de la inteligencia de fabricación es gestionar el rendimiento de la fabricación centrado en el OEE: supervisión de activos, rendimiento de equipos de análisis y explicaciones sobre los fallos y el tiempo de inactividad ayudan a los fabricantes a medir y controlar el uso de los recursos operativos y a identificar oportunidades para una mejor utilización y eficiencia.

Un sistema MOM integrado genera muchos de los beneficios necesarios para que cualquier tipo de industria haga frente a los principales retos de la fabricación. Estas ventajas proporcionan visibilidad en las operaciones de producción, mejoran la eficiencia y la calidad y constituyen una fuente de mejora continua.

Visibilidad en la cadena de valor

MOM otorga visibilidad en cualquier tipo de fabricación en lo que respecta a información, rendimiento, análisis de causas raíz y mejora continua. También ofrece soporte al desarrollo de informes de calidad de producto para cada país o normativa. Asimismo, añade datos de fabricación, que pueden contextualizarse con una solución de inteligencia de fabricación de una empresa. Los paneles inteligentes y sencillos y los KPI hacen que esta inteligencia sea accesible para todos y que se fomente la excelencia operativa.

NPD y NPI eficientes(New producto Development & New producto Introduction)

A medida que se desarrollan nuevos productos, un sistema MOM integrado ofrece soporte a la gestión de fórmulas y recetas que hacen posible la reutilización de materiales e ingredientes aprobados cuando se diseña una nueva fórmula. De este modo se ahorra tiempo y se garantiza una calidad elevada. Además, se pueden simular los escenarios “hipotéticos” para nuevas fórmulas, materias primas, materiales de envasado e ingredientes, y se puede comparar su rendimiento en lo que respecta a la calidad, perfil nutricional, alérgenos y restricciones de costes. Cuando la fórmula se valida, MOM la transforma en recetas viables y genera BOMs y especificaciones.

Eficiencia de la fabricación

Durante la ejecución de la producción, la programación de los lotes de productos y las órdenes de llenado es fundamental para satisfacer la demanda del cliente en cuanto a tiempo, calidad y coste. Si bien es cierto que los sistemas ERP están diseñados para optimizar los procesos de diseño, un sistema MOM integrado mejora la programación y la secuencia de pedidos en la planta de producción. La planificación y programación de pedidos se basa en diferentes algoritmos de optimización y restricciones. Por ejemplo, es posible maximizar el uso de la línea de llenado o la capacidad de amortiguación como una restricción de programación. El sistema MOM puede ayudar a reducir el consumo de energía y los residuos de materiales gracias a la programación adecuada de los activos y la mejor secuencia de producto posible. Ofrece soporte a cualquier tipo de cambio para trabajar con mayor número de productos. Con una supervisión de activos y producción en tiempo real, ayuda a minimizar el tiempo de inactividad de los equipos y las tareas que no aportan valor. La identificación de las causas de los fallos e ineficiencias de los activos permite que se corrijan las incidencias y se mejore la optimización.

Consistencia de productos y procesos

En la fabricación de procesos, un sistema MOM integrado garantiza que las tareas se realicen en el momento adecuado y con la duración, los materiales, activos, configuraciones y procesos apropiados. También ofrece un seguimiento del material, asegurándose así de que se utilizan correctamente las materias primas. Cuando es necesario, el sistema proporciona inmediatamente los materiales y procesos adecuados para su utilización. A medida que una industria amplía la fabricación de un producto en concreto en distintas plantas de diferentes sedes, la estandarización digital posibilita una implementación optimizada y garantiza la coherencia del producto.

A modo resumen, un sistema MOM integrado que se implementa a través de una inversión en MES, APS, QMS y EMI representa el inicio del camino hacia la digitalización total y la empresa digital, abordando los retos de cada sector específico y aporta las oportunidades necesarias para progresar. Con cada solución MOM se puede digitalizar e integrar los ciclos de vida de los productos y la producción con el objetivo de conseguir procesos de producción flexibles y escalables que maximizan su capacidad de respuesta a los eventos de fabricación y mercado en tiempo real.

 

Como expertos en sistemas MES-MOM confiamos en la solución Opcenter de Siemens que tiene como misión ayudar a los fabricantes a fabricar productos de las más alta calidad, de forma rentable y más rápida que sus competidores, proporcionando un portfolio MOM adecuado para llevar a cabo la transformación digital en cada una de las industrias.

 

volver

España

+34 986 410 751
Rúa dos Padróns, 12 - Porto do Molle
36350 Nigrán
Pontevedra

+34 981 601 684
Centro de negocios APEMAX. Avda. Alcalde Manuel Platas Varela 93, 1º
Vilarrodís - Arteixo
A Coruña

+34 911 610 265
Centro Empresarial Best Point. Oficina 22B Av. de Castilla, 1
28830 San Fernando de Henares
Madrid

Portugal

+351 910 034 699
Fórum Tecnológico, R. Cupertino de Miranda 7
1º andar, Sala 003
1600-545 Lisboa

USA

+1 646 374 4349
100 Overlook Center, 2nd floor, Princeton
08540 New Jersey

España
+34 986 410 751
Bajada Gándara, 7, Nave 8, 36330 Coruxo, Vigo
Pontevedra

+34 981 601 684
Centro de negocios APEMAX. Avda. Alcalde Manuel Platas Varela 93, 1º Vilarodís - Arteixo
A Coruña

Centro Municipal de Empresas San Fernando de Henares – Oficina 35. Av. de la Vía Láctea 4, 28830 San Fernando de Henares
Madrid


Portugal
+351 912 054 481
Avenida da República, 50, 2º andar, 1050 - 196
Lisboa


USA
+1 64 63 74 43 49
100 Overlook Center Princeton, 08540 New Jersey